Noticias

Los ´patrocinadores´ del próximo Año Jubilar gozarán de beneficios fiscales

Los empresarios de Caravaca disfrutarán de exenciones fiscales desde el 1 de enero de 2016 hasta el 30 de junio de 2018. Así viene reflejado en la aprobación definitiva de los Presupuesto Generales del Estado, que publicó el BOE en su edición de ayer.

La disposición adicional quincuagésima novena de la Ley establece que la celebración de ‘Caravaca de la Cruz 2017. Año Jubilar’ tendrá la consideración de acontecimiento excepcional de interés público, por lo que se podrá acoger al régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Además se establece que dichos beneficios serán los máximos que marca la Ley. En concreto, lo publicado en el BOE afectará a las empresas que colaboren en el patrocinio de eventos relacionados con el Año Jubilar.

El diputado nacional Teodoro García Egea, que ha sido el encargado de tramitar dicha disposición, manifestó que «estos incentivos son más importantes, si cabe, que destinar presupuestos específicos para el año jubilar», y matizó que «la combinación entre los incentivos fiscales y las empresas y entidades que inviertan en las actividades relacionadas con la celebración del Año Jubilar, pueden suponer una importante inversión para el municipio».

Además recordó que «desde el Gobierno regional se crearán partidas destinadas a dicha celebración, tal y como ha anunciado el presidente del Ejecutivo Regional, Pedro Antonio Sánchez».

Para García Egea, ambos factores supondrán «la combinación perfecta para que Caravaca tenga el año Jubilar más importante en su historia, desde su nombramiento como Ciudad Santa».

Sobre el periodo de vigencia declaró que «es suficientemente largo para que la ciudad se vea beneficiada no solo durante la celebración del Año Jubilar, sino para que puedan venir inversiones que puedan repercutir en el patrimonio cultural, turístico e inmaterial de los caravaqueños».

También agradeció el trabajo del Grupo Popular en el consistorio: «Me siento en parte caravaqueño por todo lo que me han permitido trabajar por esa tierra».

Por último explicó que «es el momento de poner manos a la obra, independientemente de los colores políticos, para tratar de articular mecanismos que permitan que grandes y pequeñas empresas colaboren conjuntamente para que el beneficio se quede en Caravaca y en su comarca».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *