Home > Águilas > Embriagados de fantasía

Embriagados de fantasía

Águilas goza con el primer gran desfile de carrozas y comparsas del Carnaval al ritmo de la música y de las coreografías - Puigdemont y los Mossos d'Esquadra y bailarines ‘rojigualdos’ marchan por las calles aguileñas junto con los elegantes trajes

Un artículo de Francisco Valero

Y Águilas al fin suspiró: la tierra que vio nacer a Paco Rabal bailó, rio y disfrutó al compás de su ilustre Carnaval. El primero de los tres grandes desfiles marchaba en la tarde de este domingo por sus calles y convertía al municipio –atiborrado de gentes en cada silla, en cada rincón, en cada esquina– en un enorme teatro de fantasía. Puso también las delicias una tarde soleada y agradable (16 grados de temperatura señalaba el termómetro a la seis y media), cuyo anochecer se envolvía con la magia del Carnaval.
El Ballet de la Celebración encabezaba el cortejo, con su elegante coreografía, anticipando al público lo que le esperaba: magia y colorido. Le precedía la Musa, Cassandra Alcázar, encaramada en su carroza y escoltada por su peña, El Pizarrón. Sin perder la sonrisa, la Musa saludaba y bailaba, contagiando su felicidad a todos los asistentes. Todo su atuendo, carrozada incluida, era un homenaje al pueblo.

La cita ponía fin a la espera por la que llevan aguardando cada miembro de la familia del Carnaval, formada por unas cuarenta peñas. Era su gran día. Detrás de cada traje, mimado y cuidado hasta el último de los detalles, hay horas, muchas horas, de cariño y dedicación para mostrarlos en todo su esplendor durante el desfile. Y el público lo agradecía brindando aplausos y vítores: compenetrados ambos, asistentes y carnavaleros se fundieron en uno.

Ni Tenerife ni Cádiz: Águilas
El espectáculo no es sólo patrimonio de los aguileños, que viven sus días más felices del año en estas tres semanas de febrero. Miles de personas venidas desde la Región y también procedentes del resto del país contemplaban el pasacalles. Fue el caso del matrimonio Juan Antonio e Isabel, madrileños de residencia pero «aguileños de corazón» y que cada año viajan hasta la Región para no perderse el Carnaval aguileño. «Es muy bonito y nos gusta mucho. Respetamos mucho a Tenerife y a Cádiz, pero el de Águilas es especial», comentaba Juan Antonio.

Al son de la música, todos disfrutaban del repertorio de plumas, disfraces y atuendos de fantasía. Brillaron de nuevo, cómo no, los conocidos trajes de papel, confeccionados únicamente con un material y que cada desfile intenta superarse a sí mismo. No faltó tampoco el humor, con la presencia de Puigdemont y los Mossos d’Esquadra, de bailarines ataviados con la bandera rojigualda e incluso el servicio de Emergencias de la Región.

Igualmente se dejaron ver numerosas autoridades, no sólo municipales, en un festejo declarado en 2015 Fiesta de Interés Turístico Internacional. El presidente regional, Fernando López Miras, que en su juventud desfilaba en una peña aguileña en domingos como el de ayer, observaba el cortejo. «El Carnaval representa lo que son los murcianos: ilusión, alegría y originalidad. Y también un lugar de acogida», relataba López Miras a La 7TV.

La festiva marcha, que partió desde la residencia San Francisco, recorría la avenida Juan Carlos I, proseguía por la calle Carlos III y terminaba en la zona del puerto, frente al monumento del Ícaro, donde la traca estaba servida: «¡Que viva Águilas! ¡Que viva el Carnaval!». Hoy es el turno de reponer fuerzas ante la segunda gran cita: el segundo desfile, que se celebrará mañana.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com