Una celebración en buenas manos

El ambiente lúdico-deportivo al término de la prueba corre a cargo de los patrocinadores y colaboradores

­Nada más cruzar la línea de meta, todas las participantes que se dieron cita ayer en la segunda edición de la Carrera de la Mujer contaron prácticamente con un ‘kit’ a su medida para recuperar el físico tras completar los cinco kilómetros de la prueba y, además, disfrutar de una mañana perfecta junto a sus hijos, a sus familias y a sus amigos.

El ambiente lúdico-deportivo se apoderó del Jardín Chino de Murcia, junto a la plaza de la Cruz Roja, y se convirtió en una auténtica fiesta que se prolongó hasta bien entrado el mediodía. Las participantes pudieron hidratarse y recuperar fuerzas con los más de 8.000 botellines de agua que repartió El Corte Inglés, al igual que hizo de Coca-Cola, que contó con un camión cargado de la variedad de todos sus productos. Además, Marnys ofreció en su stand sus productos naturales y el gimnasio Mc Fit contó monitores para ayudar a las participantes a realizar ejercicios de estiramiento al mejor ritmo posible para volver a estar en plenas condiciones lo más rápido posible.

Terra Natura llegó con todas sus mascotas para hacer las delicias de los más pequeños de la casa; Huertas Center expuso tres coches Fiat 500; la firma Amounal Rent a Car regaló llaveros entre todos los asistentes y  la cerveza la puso la murciana Estrella de Levante. También llegó  la fruta de la mano de Melones Mi Viejo y Gruventa, algo vital para reponer energías tras un duro esfuerzo; y también hubo productos de Beauty &Go, marca exclusiva de El Corte Inglés, que tuvo un stand donde las corredores pueden probar sus productos.

Y para que todas las corredoras tuviesen un recuerdo, hubo un photocall de LA OPINIÓN por el que pasaron a fotografiarse la inmesa mayoría de las participantes que hoy recoge este diario en su edición impresa y también en su página web (www.laopiniondemurcia.es).