Cooperativa

Majal Blanco: una formación integral a través de las nuevas metodologías

El Centro quiere favorecer que el alumnado comience su vida académica sumergido en la enseñanza de un segundo idioma y que ésta perdure hasta su salida hacia la universidad

Una información de L.O.

En la cooperativa de enseñanza ‘Majal blanco’ no se detienen. La apuesta por el método matemático ABN, el trabajo por proyectos, o la aplicación del modelo de ‘Aula invertida’ se hacen realidad en el seno de una comunidad de profesores jóvenes y deseosos de obtener lo mejor de cada alumno. La educación bilingüe, que abarca todas las etapas obligatorias desde Educación Infantil, es ya toda una realidad.

El colegio Majal Blanco posee una de las mayores ofertas educativas en Formación Profesional de toda la Región, donde se incluyen ciclos formativos especializados en sanidad como el de Técnico Superior en Cuidados Auxiliares de Enfermería o Técnico en Higiene Bucodental. Esta oferta atractiva le hace ser «un referente en Educación Superior», como señala Matías Ramón Sánchez, presidente de una cooperativa en la que también se ofrece formación en ciclos de Farmacia y Parafarmacia y Documentación y Administración Sanitaria.

Este centro de enseñanza concertado, situado en el municipio murciano de Santomera, lleva años adaptándose a las últimas tecnologías. Desde la implantación progresiva del nuevo modelo pedagógico ‘Flipped Clasroom’ al uso de blogs y plataformas para informar a los alumnos y padres de trabajos diarios y fechas de exámenes; pizarras digitales interactivas, o talleres extraescolares como ‘Robotix’, donde a través de la metodología LEGO los niños aprenden a construir, programar y poner en marcha robots. Este tipo de actividades fomentan la creatividad y el talento en el marco de un trabajo grupal coordinado por los docentes.

Fomentar la inmersión lingüística
«Nuestro programa de educación bilingüe empieza con los niños de 3 y 4 años y contempla hasta los alumnos que realizan la Educación Secundaria Obligatoria», comenta Matías Ramón Sánchez.
El centro Majal Blanco quiere favorecer que el alumno comience su vida académica sumergido en la enseñanza de un segundo idioma y que ésta perdure hasta su salida hacia la universidad. Una «educación integral» que el profesorado fomenta con el desarrollo de competencias comunicativas mediante el uso de la lengua extranjera en áreas como las Matemáticas y las Ciencias.

Además, incluye entre las actividades extraescolares la preparación para los exámenes oficiales de la Universidad de Cambridge, siendo uno de los centros examinadores para obtener estos certificados de idiomas.

El presidente de la cooperativa que dirige el colegio destaca sus actividades fuera de horario escolar, entre las que se encuentra un taller de cookies para los más pequeños, donde aprenden los entresijos de la pastelería siguiendo una dieta sana y equilibrada; un taller de batucada; escuela de atletismo o incluso una de patinaje.
En la guardería de Majal Blanco reside uno de los factores distintivos del centro, y es que los alumnos del ciclo de Educación Infantil pueden realizar prácticas profesionales con los más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *