Contador de historias de pausadas palabras, nos sorprende con un discurso donde concepto y belleza se engarzan para difuminar las fronteras de género. Sus colecciones geometrizan la silueta y encuentran la inspiración en retales biográficos. Pedro García nos recibe en su taller para descubrirnos los entresijos de su último proyecto, tras el reconocimiento recibido en la primera edición del certamen Crea Murcia en la categoría de diseño de moda.

¿Quién es Pedro Lobo? Cuéntanos un poco sobre ti, sobre tu trayectoria profesional…
Soy Pedro García, diseñador de la firma Pedro Lobo, tengo 34 años y pertenezco a la primera promoción de Diseño de Moda de la Escuela Superior de Diseño de Murcia. Al terminar la escuela presenté mis primeras colecciones. Posteriormente me mudé a Madrid para moverlas y trabajar dentro del sector como estilista, haciendo vestuario para teatro o publicidad. Seguí formándome en el IED Madrid y en el Instituto Marangoni de Milán. Regresé a Murcia 6 años después donde empecé a trabajar en la marca de ropa TitisClothing. Un año y medio más tarde comencé con el que ha sido mi proyecto más personal: Pedro Lobo. Una firma de ropa para hombre y mujer. En la actualidad acabo de presentar la cuarta colección de la firma. Un proyecto que compagino dando clases de Diseño de Moda en Instituto42, realizando encargos y todo aquello que surja por el camino.

¿Por qué decides dedicarte a la moda? 
Además de gustarme el mundo de la moda, lo veo y utilizo como un medio de expresión. La moda es una herramienta más para la vida, tiene su propio lenguaje. Es fascinante ver las diferentes lecturas que le pueden dar distintas personas a una sola pieza. Y esto, entre otras cosas, es lo que me hizo decidirme.

¿Cuál es la parte que más disfrutas de tu trabajo?
Todo el proceso de elaboración de la colección, el momento en el que todo se alinea y encaja con el discurso que quiero transmitir: desde el color de los hilos, pasando por detalles como los gestos de los modelos, los perfiles de las prendas, los bordados o las colaboraciones con creativos increíbles, hasta la música que he escuchado mientras hacía los primeros bocetos. Ese momento hace que tanto trabajo merezca la pena.

¿Cómo describirías tu proceso creativo? ¿Dónde buscas o encuentras la inspiración?
Mis colecciones parten de una base autobiográfica, cuento momentos, emociones o transiciones que he vivido y les sumo conceptos y referencias de todo tipo que me sirven para construir un conjunto armónico y coherente.
Estos recursos de inspiración pueden venir de campos muy diferentes: de una pintura, de texturas, del mundo del cine, de una canción que haya escuchado, de personas, o de situaciones en las que me haya visto.

A lo largo de las últimas temporadas hemos conocido tus historias nº1, nº2 y nº3 ¿Qué vemos en esta última historia nº4 que presentaste el pasado mes de septiembre?
Historia Nº4 habla de la transición que se experimenta desde que entras en un estado de shock, un estado que te pone al límite, hasta que vuelves a tu estado original de bienestar, pasando por todas las fases que conlleva. Todo esto se traduce en una simbología de color, texturas, cortes, bordados y siluetas.
Las líneas son el resultado de la geometrización de la silueta humana. La arquitectura brutalista y su estética minimalista, el trabajo de la ilustradora Cohete Fernández bordado en las piezas, la joyería dental de la artista Laura Salguero, las prendas deportivas, los trajes tradicionales del norte de Europa, las muñecas de Louis Bourgeois, o los retratos de Henrietta Harris son los referentes que han compuesto el desarrollo creativo de la colección. El calzado está diseñado y producido en exclusiva para esta colección por Rivero, diseñador de calzado de Caravaca de la Cruz.
Este año ha tenido lugar la primera edición del Crea Murcia de diseño de moda en la cual conseguiste el primer premio en la categoría de diseño de prendas

¿Qué ha supuesto para ti este reconocimiento? ¿Es necesario que existan plataformas de este tipo para la promoción de los nuevos creadores?
Feliz de que en tu propia ciudad se reconozca tu trabajo, es muy gratificante y motivador. Además, este reconocimiento ha dotado al proyecto de mucha visibilidad y una ayuda económica que es necesaria para los proyectos de creativos. Por esto mismo es necesario que existan iniciativas y acciones como el Crea Murcia que echen una mano a todos los jóvenes, y no tan jóvenes, que están deseando emprender y darse a conocer utilizando el talento.

MARÍA HUERTAS

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *