Opinión

¿Cante de Levante o Cante de las Minas?

Conozco a muchas personas que se pueden confundir con las diferencia sobre el Cante de Levante y el Cante de las Minas. Vamos a tratarlo con un poco de didáctica y a grandes rasgos para que la idea principal se agarre bien.

Yo seguí el patrón que José Blas Vega que exponía que se denominan cantes de levante a los estilos de Granada, Málaga, Jaén, Almería y Murcia; y cantes de las minas a un subgrupo que abarca las poblaciones mineras de Jaén, Almería y Murcia solamente.

Los cantes de las minas murcianos, que repito, están dentro de los cantes de levante son la taranta, el taranto, la minera la cartagenera, la murciana, la levantica y el fandango minero. La principal característica para diferenciarlos es la línea melódica del cante. Escuchar y escuchar, pero mirando bien las etiquetas, ya que el toque va libre de compás excepto en el taranto.

Empezando por la taranta que es la referencia que se suele utilizar para identificar a los demás, se cree que su origen sea de Almería y su forma venga de la evolución de los fandangos locales.

El taranto se distingue principalmente por ser el único de estos cantes que tiene compás en el acompañamiento, siendo los demás el toque y el cante libre sin ritmo establecido. Su remate para el baile se realiza por tangos.

La minera es la que tiene el origen un poco disperso y lo más posible es que venga de los llamados “cantes de madrugá” que cantaban los mineros de camino al trabajo. Los patrones que actualmente se siguen por la zona de Cartagena y La Unión son Pencho Cros o Encarnación Fernández.

La cartagenera tiene de todo un poco, algo de taranta, algo de “cante de madrugá” y algo de fandango local evolucionado.

La levantica es una rama de la taranta, este cante se le atribuye al unionense Juan “El Albañil”, y su intérprete más reconocido es el Cojo de Málaga que aportó a la mayoría de estos cantes una creatividad innata.

Para finalizar tenemos la murciana, remanece de la taranta y sellada por el Cojo de Málaga también.

Estos cantes mineros que provienen de la matriz de las malagueñas, pasaron por Almería y finalmente llegaron a La Unión han tenido como referentes al menos en algunas de sus modalidades a Don Antonio Chacón y el Cojo de Málaga.