Gonzalo Wandosell Morales

20/08/2017

Fiel a Cartagena y a los cartageneros

Por Celestino García Alfaro

Presidente de honor del Partido Cantonal, hace el tránsito al otro mundo con la frente alta, leal a su familia, a sus amigos y a su partido

El viernes, a las diez de la mañana, nos dejaba Gonzalo Wandosell Morales, presidente de honor del Partido Cantonal, que el jueves cumplía 83 años, rodeado del cariño de su familia y amigos. Julio Frigard Romero nos reunió junto a un grupo de cartageneros para fundar el Partido Cantonal. Después de interminables reuniones de trabajo, gestiones, elaboración de estatutos, batallar con la autoridad competente de aquella época e incluso tener que pedir autorización paterna para el más joven de los firmantes, que no había cumplido la mayoría de edad, pudimos firmar el acta fundacional el 16 de septiembre de 1977.

Desde aquellos lejanos días, hace ya cuarenta años, he tenido la inmensa suerte de disfrutar de su amistad, cariño y ejemplo.

Gonzalo Wandosell, junto con mi persona, éramos los dos únicos testigos vivos de dicha acta fundacional, ya que el resto había fallecido, desgraciadamente. Ahora, el tránsito hacia el otro mundo, el espiritual, lo ha hecho Gonzalo, con la frente alta, fiel a Cartagena y a los cartageneros: fiel a su familia, a sus amigos y a su partido.

Lo ha hecho como ha vivido, con serenidad, con rectitud y con bondad. Porque es y era un hombre bueno y un hombre de bien, que tanto en la vida como en la política siempre dijo lo que pensaba que era correcto, en conciencia, sin ambages ni medias verdades. Eso sí, con educación y sin estridencias, defendiendo los intereses de Cartagena no como ente abstracto, sino como una gran familia en la que todos los cartageneros formamos parte. Sentía los problemas de la ciudad y de todos los municipios de la comarca como propios. Creía en el futuro nuestro, de nuestras posibilidades y fuerza para levantar la comarca, recuperar la provincia perdida e integrarnos en la Región sin complejos y en igualdad. Educó a sus hijos en el cariño a la tierra y a todos los que lo hemos conocido nos ha contagiado con sus altos ideales, con su generosidad, su entrega, su caballerosidad y su afán en superar los obstáculos que la vida pone cada día. Ha sembrado escuela en sus hijos, en los jóvenes y no tan jóvenes cantonales y en cuantos cartageneros se han acercado a él.

Sin comentarios

Deja tu mensaje de recuerdo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *