Constantina Moro González

31/08/2017

Adiós a Tina, la abuela de la Región

Por ALBA MARQUÉS

Fallece a punto de cumplir los 108 años la murciana más longeva – Se ocupó sola de sus cuatro hijos y era querida por todos en Vistabella

A solo un mes de cumplir los 108 años, Constantina Florencia Moro, conocida por todos como Tina, falleció el pasado martes siendo la persona de mayor edad de la Región de Murcia.

Vecina del murciano barrio de Vistabella, era querida por todos aquellos que la conocían. Fue protagonista en fiestas de la localidad y recibió en sus últimos cumpleaños la visita del alcalde de Murcia, José Ballesta, así como de su predecesor, Miguel Ángel Cámara.

Pese a que no llevó una vida nada fácil, puesto que quedó viuda joven y tuvo que encargarse de cuidar y educar a sus cuatro hijos, siempre contó con una «salud de hierro», tal y como aseguraron sus familiares más cercanos.

Nació el 28 de septiembre de 1909 y vio crecer a tres generaciones. Su hijo más pequeño tiene ya más de setenta años. «Lo de Tina fue pura genética». Sus allegados cuentan que a los 90 años sufrió un ictus y más tarde se le rompió la cadera. De ambas cosas se recuperó y siguió adelante llevando una vida digna y sin dolores. Prueba de su fortaleza es que le pusieron gafas cuando cumplió los cien años, hasta entonces su vista había estado intacta.

Los que más la conocen saben que, «a sus 107 años, no estaba en absoluto chapada a a la antigua y era la persona más tolerante y vanguardista que te puedas imaginar». De hecho, sus más allegados señalan que era «más moderna que muchos jóvenes».

A Tina además le encantaba estar informada, «leía los periódicos todos los días, estaba al tanto de todo». Y es que a Tina no se le escapaba una. Con sus hijos y nietos era dulce, pero cuando la ocasión lo merecía, podía llegar a ser dura «y te la dejaba caer si habías hecho algo mal».

Una de sus nietas explicó que «Tina siempre ha dado ejemplo y todos nos sentimos muy orgullosos de haberla tenido como madre o abuela, ha sido todo un regalo».

Querida por toda la familia, también lo era por el barrio de Vistabella, donde vivió toda su vida pese a que nació en Salamanca. «La conocía todo el mundo y todos la querían», señalan sus seres queridos. «Fue especial no solo por su longeva edad, también por lo buena que era, siempre dispuesta a ayudar a los demás, era de esas personas que no abundan».

El alcalde de la ciudad de Murcia conocía desde hace varios años a Tina y envió el pésame a la familia de Tina en cuanto tuvo constancia de su fallecimiento, recordando a la mujer, que ya pertenece a la Historia de la Región, como «una gran mujer, luchadora, con una mirada eterna».

Sin comentarios

Deja tu mensaje de recuerdo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *