Felipe Mesones Temperán

20/12/2017

El señor de los banquillos

Por Antonio Gutiérrez Macías

Con 81 años largos ha fallecido, tras una vesánica enfermedad, Felipe Mesones Temperán (09-02-1936) bonaere

 

nse aunque, toda la mayoría de su carrera futbolística, primero como jugador y después como entrenador, discurrió en España y dentro de la misma, en el sudeste. No en vano entrenó no solo en Murcia y Cartag

 

ena dentro de esta Región, sino a Elche y Hércules, otrora equipos de postín. Es el señor de los banquillos, ya que es el que más partidos ha dirigido al Murcia y el que mantiene la mayoría de las marcas del club.

Como futbolista, tras pertenecer a Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro en Argentina, y al Independiente Santa Fe de Colombia (1956 -58), con 22 años recaló en el Murcia de la temporada 58-59 en 2ª División. Cumpliría los tres años (1958-61) que firmó por los granas. Extremo derecho, rápido, con buen disparo, mejor desmarque y con una técnica más depurada de lo corriente, se unía una entrega poco corriente, lo que le permite reunir 61 partidos y diez goles (uno de ellos en Copa, el marcado en el Camp Nou el año que el Murcia empataría 2-2 al Barça de Helenio Herrera).

 

Posiblemente dado el buen partido del bonaerense en Cataluña y tras un corto paso por el Levante, le permite jugar tres años en el Hospitalet (63-66) y el Europa, donde se retiraría (66-67).
Si algo aprendió en su carrera fue a dirigir. Sobre todo cuando jugaba en el Murcia vivió numerosas destituciones (

 

Villalaín Amadeo, Vidal, Eguiluz, Millán…) por lo que supo moldear un carácter serio, disciplinado, intenso, que no se casaba con nadie y en donde jugaban los que mejor estaban, sin aplicar las rotaciones tan en boga ahora.

Nacionalizado español, su pensamiento no era argentino y sí con ideas más centroeuropeas con un uso defensivo muy estudiado y la capacidad que tenía de su fútbol al contraataque, estudiando muy en profundidad las características de los rivales, algo que entonces era novedoso. Hombres como Juárez y, sobre to

 

do, la pareja Comas-Aquino, materializaban la idea de cómo era un goleador.

Aunque comenzara en 1968 como entrenador en el San Telmo argentino, regresó pronto y tras el inicial Sporting Mahonés, fue en el Cartagena donde en la temporada 71-72 pone en jaque al Murcia de Martín y le obliga a realizar una campaña fenomenal en donde los granas solo pierden tres partidos, uno de ellos en Cartagena. Eso propicia su fichaje por los granas e inicia su carrera en Segunda, donde se estrena en la 72-73 y comienza a mostrar su tendencia a conseguir marcas.

Su fallecimiento ha sido generalmente glosado, explicando su bonhomia y el buen ambiente que ha dejado y el hecho de la representación de muchos de ellos que lo acompañaron en el Tanatorio de Jesús haya sido muy

 

amplia. Ha entrenado en cinco etapas al Elche (76-77, 81-82, 87-89, 95-96 y 2000-01); en tres diferentes al Real Murcia (72-75, 89-91 y 96-97) y Salamanca (78-80, 84-85 y 91-92); dos al Cartagena Efesé (71-72 y 85-87); Hércules (77-78 y 94-95); Real Valladolid (82-83 y 92-94); Granada (83-84 y 1999-00); y con una Tenerife (75-76), Real Betis (91-92), Xerez (97-98) y Cartagonova (2001-02), donde se retiró. La mayoría fueron en Segunda, con ascensos a Primera con Murcia, Elche y Valladolid; continuidad en Primera, motivo por el cual era lo único que se lo pedía, en los casos de Murcia, Elche o Salamanca. Casi 34 años ininterrumpidamente entrenando, sumando cerca de los 800 partidos, explica el término de señor de los banquillos.

 

Entrenador número 42 del Murcia, es el técnico con más partidos a sus espaldas: 195, repartidos entre 1ª (44), 2ªA (107), 2ªB (28), Copa de España(14) y Promoción (2). Hasta seis temporadas dirigiendo al Murcia, marca que comparte con José Víctor Rodríguez, pero lo compensa porque tres completas los cumple Felipe y solo uno José Víctor. En cuestión de ascenso a Primera al frente de los granas, José Griera s mantiene con el número de dos (39-40 y 49-50), Felipe Mesones es uno de los nueves que lo han conseguido en una ocasión, junto a Antonio Bonet (43-44), Ramón Colón (54-55), José Llopis (62-63), Felipe Mesones (72-73), José Víctor Rodríguez (79-80), Eusebio Ríos (82-83), Vicente Carlos Campillo (85-86), David Vidal (2002-03) y Lucas Alcaraz (2006-2007).

En cuestión de partidos invictos, al frente del Murcia lo cifra en los quince desde inicio en la temporada 90-91, en donde además el dato de ser líder de Segunda durante 35 jornadas es por ahora inamovible.
Su hijo Jesús Enrique, médico, hizo los primeros pinitos como futbolista en los juveniles del Murcia, para pasar por Imperial, Orihuela y Torrevieja como demostración de que en su casa se respiraba el fútbol. Descanse en paz un gran entrenador y una mejor persona.

Sin comentarios

Deja tu mensaje de recuerdo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *