Mi primera vez en ti

Una noche fria de diciembre te hago conocer sin importarme eres un nako mas que esperanza a que te mirara ni que estuviera loca, cual era mi sorpresa el dia mas esperado de todos llega (año nuevo). Vestida con un pantalon de mescliya ajustado, una blusa negra pegada, abrigo negro y botas. Maquillada y perfumada.

Lindo convivio que hicieron tus amigos. Queria evitar esa noche pero no pude. Fui, baje de mi auto con mi amiga, ella, a lo ke iba, se fue con su novio. Ahi estabas tu parado y tomado (ke gordo me caías) me miras y me hablaste. Fui hacia ti, me miraste y empezamos a hablar. Querías besarme y follar al igual que yo pero mi dignidad pudo más. Pasó tiempo y s0in darme cuenta me robaste un beso. Bebimos un poco. Se fue la noche rápido tuve que irme. La noche siguiente te vi fuera de mi trabajo.Platicamos y quedamos de novios. Tuve que irme a casa. Ya no te veía, sólo hablabamos. Unos días después me hablaste. Oías la canción que cantaba. “Vamos  a hacer el amor”,  me dijiste el jueves. Bromeando te dije que sí. Quedamos en eso.

Llegó el día. Las horas en la escuela se me hacían rapidas. No quería que avanzara el reloj. Llegaron las 4 de la tarde. Mientras iba rumbo al lugar que quedamos me iba dando una arregladita. Quedé perfecta. Llegué, te vi y con verguenza subí a tu carro. Nos fuimos, llegamos a tu casa, entre y me presentaste todo. De repente entramos a tu cuarto, me tragiste una cerveza, sabías mi calidad así que en un vaso me serviste, le di un trago y de repente te me lanzaste a besarme, no me pude contener y te respondí sin darme cuenta. Estabas arriba de mi tratando de quitarme mi blusa. Las ganas de estar contigo me arrodillaron a ayudarte. Era pasión lo que quería sentir. Sin pensar me desvestiste, me besaste el cuello, mi piel se erizó y mi piernas temblaban y tu mano lentamente bajaba a mi vagina acariciándola suavemente. Sentía rico. De repente sentí como me chupabas mis pechos, eso me hacía sentir con más ganas. Cada vez más me excitabas, en un momento empecé a sentir tu suave pene jugando en mi vagina con delicadeza , fuiste metiendo tu pene lentamente, de repente senti el dolor seguido del placer como metías y sacabas ese delicioso miembro mientras me besabas. No me sentía cómoda ,pues para mi primera vez no era fácil. Solo te miraba tus gestos ke hacías de placer y por fin te viniste. Sentí como recorrían tus espermas dentro de mi. Acabamos y nos acostamos juntos. Nos paramos. Fuimos a comer. Todo el tiempo me mirabas con tu linda sonrisa al terminar me llevaste a mi casa. Terminó la jornada, entre a mi casa y me sentí tan especial, quería seguir contigo.

¡Qué tonta! Caí, me enamoré de ti. Lo que iba a ser un juego, diversión, uno más en mi lista, salió ser un enamoramiento. seguí contigo aunque tu sólo me querías para satisfacerte, para mi era genial cada vez que me hacías el amor con esa delicadeza. Eras tan genial en la cama, me satisfacias mucho.

 

Foto: Zeirán

Comparte:
  • Print
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • NewsVine
  • PDF
  • Technorati
  • Tumblr

Tags: , ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑