José Sánchez López

19/03/2018

JOSÉ SÁNCHEZ LÓPEZ (JOSÉ, EL DE LA MARIQUITA), UN HOMBRE ENTREGADO A SU PUEBLO

Por Fulgencio Sánchez Riquelme

Se cumple un año que nos abandonó José Sánchez López, más conocido por José, el hermano de Mariquita. Tras una relativamente corta enfermedad y cuando contaba 81 años, muere este hombre bueno y siempre entregado al servicio de los demás. José había nacido en La Unión, pero de muy niño se instaló en Alcantarilla por lo que siempre se consideró alcantarillero. Sus padres eran Isidoro Sánchez y Antonia López, era el menor de seis hermanos Antonio, Antolina, Policarpo, Mariquita, Anita y José. Fue al colegio nacional de los áticos del ayuntamiento y su maestro fue D.Matías.

Desde muy joven se dedicó con su hermana Mariquita al comercio; instalándose en 1945 en un modestísimo kiosco, anexo a la pared y junto a la puerta principal de la plaza de abastos de San Pedro, única que en aquellos años tenía el pueblo. El comercio era una mercería y quincallería, pero lo principal que tenía era la simpatía y amabilidad de sus dependientes, que eran los hermanos José y Mariquita. En 196, contrae matrimonio con Maruja Gambín Aroca, siendo padres de tres hijos Isidoro, María Antonia y José.

José estuvo entregado en cuerpo y alma a la parroquia de San Pedro Apóstol de Alcantarilla, pero su gran pasión fue la Virgen de la Fuensanta, patrona de todos los murcianos. Después tenía una gran devoción por la Virgen de la Salud, patrona de Alcantarilla, y a la que siempre acompañaba en todas sus romerías y sus piropos eran: «Palmas, palmas, palmas a la Virgen de la Salud». Su otra gran pasión en la villa era el Señor Muerto (Santo Sepulcro), de cuya Archicofradía casi toda su vida fue el camarero y en ningún momento le faltaban flores al Cristo Yacente en su capilla de la parroquia. En 2003, fue designado ‘Cofrade Mayor’ de la Semana Santa de Alcantarilla. José era el encargado de organizar las ‘misas de gozo’ que antecedían a la Navidad y que se realizaban en la parroquia de San Pedro. Era lector de la parroquia y pertenecía al coro parroquial de la citada iglesia, ya que tenía una gran voz.

Y qué decir de las tradiciones de Alcantarilla, de las que José era un entusiasta y participaba en la fiesta de San Antón en la Ermita de la Virgen de la Salud y a la que nunca faltaba los 17 de enero. En cuanto a Semana Santa, era el que confeccionaba el monumento al Santísimo Sacramento para el Jueves Santo. En las fiestas patronales a la Virgen de la Salud, José presidía delante del trono de la Patrona, como su camarero efectivo en la procesión que cierra las fiestas de Alcantarilla, y un largo etc.

Además fue un gran trovero, conservándose un pequeño libro con todos sus trovos, confeccionado por la Asociación de AA del Museo de la Huerta.

Descanse en paz, José Sánchez López, ya estará junto a la Santísima Virgen, de la que era gran devoto, y cuidando a su ‘Señor’ como tantas veces hizo en Alcantarilla.

Sin comentarios

Deja tu mensaje de recuerdo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *