Paco del Picoesquina, trabajador nato y apasionado de los platos de cuchara con productos murcianos

13/04/2018

Paco del Picoesquina, trabajador nato y apasionado de los platos de cuchara con productos murcianos

Por Paco Hernández

Dedicó toda su vida a la hostelería, en el restaurante Pacos, El Almudí de Llano de Brujas y los últimos diez años en Paco del Picoesquina

Desde el pasado 6 de abril, la moderna y animada Avenida peatonal Europa de Murcia ha perdido parte de su alegría con la desaparición de uno de sus inquilinos más queridos y carismáticos, Paco del Picoesquina. El próximo mes de junio el popular restaurante que regentaba Francisco Ros Navarro, con la ayuda de Antonio y Verónica, habría cumplido su quinto año desde que se trasladase desde su anterior emplazamiento en Abenarabi donde también estuvo otros cinco años.

Vecinos y amigos, más que clientes, andan, andamos, estos días como perdidos al leer ese cartel, ‘cerrado por enfermedad’, que ha estado colgado en la puerta del restaurante poco más de un mes desde que Paco fuese ingresado y diagnosticado de un cáncer contra el que poco, muy poco, se pudo luchar.

La noticia cayó como un mazazo y el dolor de su mujer Marisol, y sus hijos Ainhoa y Juan Francisco es también el dolor de todo un barrio.

Con Paco se marchan los olores, los sabores de ese local tan especial y querido por la totalidad de los vecinos donde cada día, desde las seis de la mañana, no cesaba la actividad ni un solo segundo, desayunos, almuerzos, aperitivos, comidas, meriendas y cenas con una cocina cien por cien casera y tradicional. Un auténtico bar de barrio con ese particular encanto que le confiere el continuo trasiego de clientes conocidos y donde, desde primera hora, se mezclaba el olor del café recién hecho con los aromas que procedían de la pequeña cocina del local donde a esa hora comenzaba Paco a elaborar decenas de tapas con genuinos sabores de la más tradicional gastronomía murciana.

Francisco Ros nació hace 56 años en Llano de Brujas, fue el mayor de dos hermanos, Salvador y Loli y toda su vida ha estado ligada a la hostelería desde que comenzase en el desaparecido restaurante Pacos de la calle Alfaro de Murcia y donde estuvo muchos años. Allí conoció a Antonio Ortín Montero, que sería su compañero durante ocho años en Pacos, socio en el restaurante Almudí de Llano de Brujas durante 18 años y posteriormente empleado suyo otros diez años en el Paco del Picoesquina.

Todos los que estos días le recuerdan destacan su amor por su profesión y lo definen como un trabajador nato. Apasionado de la cocina de cuchara más tradicional, toda su vida laboral ha transcurrido entre fogones, conocía a la perfección lo que cada cliente, cada vecino, cada amigo, tomaba habitualmente y no hacía falta recordarle si queríamos el café con azúcar o con edulcorante o si nos gustaban las tostadas más o menos hechas.

Gran aficionado al fútbol, siempre era neutral tras la barra y prefería ocultar su predilección madridista… él decía que prefería al Real Madrid porque era el equipo que le llenaba el bar. En su etapa en Pacos, al menos una vez al año, Antonio Ortín y él hacían una escapada al Bernabeu con motivo de algún partido de Copa de Europa, almorzaban en la marisquería la Sirena Verde y comían en el restaurante Botín y posteriormente, en el descanso del partido, surtían de habas y empanadas murcianas a media grada madridista llegando a invitar incluso al mismo presidente Mendoza.

Las cabezas asadas era uno de sus platos favoritos, pero sus platos estrella eran su espectacular bacalao encebollado, elaborado con la misma receta que usaban nuestras abuelas o sus deliciosas y aplaudidas acelgas con sardinas y ñoras, que la bloguera Mari Luz Piñeiro incluyó en su recetario con la auténtica receta obtenida directamente de la boca de Paco del Picoesquina.
El próximo viernes día 20, a las ocho de la tarde, en la iglesia de Llano de Brujas, amigos, clientes y familiares ofrecerán una misa al querido Paco del Picoesquina.

Sin comentarios

Deja tu mensaje de recuerdo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *