Destacado
Home > Semana Santa Cartagena > Luz y calor al Resucitado

Luz y calor al Resucitado

La cofradía blanca pone el boche de oro a la Semana Santa local con una procesión marcada por las altas temperaturas y la jovialidad de los participantes en el cortejo - La Virgen del Amor Hermoso luce en un desfile que superó las cinco horas

Un artículo de Salvador González

Las campanillas sonaron durante más de cinco horas para anunciar la vuelta a la vida del hijo de Dios. La cofradía del Resucitado volvió a llenar las calles de la ciudad de color y júbilo en la última procesión de la Semana Santa, caracterizada por el blanco inmaculado y la juventud en sus tercios y sus tronos.

Una juventud que se pudo ver en los pasos erráticos de algunos de sus penitentes, en las filigranas de la Escuadra de Bastidores de la agrupación de Escolta y Honores o en los ‘judíos’ blancos, destacados este año porque incorporaron en sus filas a mujeres, por primera vez en la historia de esta joven cofradía.

Sin embargo, bajo los tronos la poca experiencia apenas se notó. Nada que envidiar al paso seguido por agrupaciones como las del San Pedro, el Nazareno o el San Juan Marrajo, ejemplo de desfile cartagenero. Mención destacada merece el trono de Nuestro Padre Jesús Resucitado, llevado por sus portapasos como un día como el de ayer merecía: triunfante por las calles de la ciudad e inmaculado con unos adornos florales sencillos, pero muy cuidados.

Protagonista el titular de la hermandad junto a la Virgen del Amor Hermoso, que cerró el cortejo tras la escenificación de las apariciones de Jesús a María Magdalena, a los discípulos de Emaús y a los apóstoles en el lago Tiberiades. Una vez más, el trono de la Virgen, bajo palio, volvió a centrar las miradas de los miles de cartageneros y visitantes que llenaron el recorrido de la procesión para ver un cortejo que cada año gana en experiencia y que mejora poco a poco.

La subida de la Virgen por la calle Cañón fue uno de los momentos álgidos de la mañana, cuando sus caballeros portapasos ascendieron la inclinada calle a paso de legionario, sin descanso, ante la algarabía y los vítores de los espectadores. Al concluir la ascensión, un descanso para encarar el otro momento inolvidable de la jornada.

Fue pasadas las tres de la tarde cuando la Virgen se acercó a Santa María y del templo salió de nuevo el trono de Jesús Resucitado, igual de imponente que durante toda la procesión, para encontrarse con su Madre. La música y las campanillas dieron mayor vigor a una escena que sirve como colofón a diez días donde la Pasión de Cristo se escenifica como en pocos lugares de toda España.

Tras el encuentro entre Madre e Hijo, la última salve, con la Virgen a los pies de la ‘catedral’ procesionista, cerró pasadas las tres y media una procesión que se caracterizó por el fuerte calor de la mañana.

Parasoles y abanicos
Y es que.pese a una suave brisa que permitía refrescarse de vez en cuando, la mayor parte de la mañana el calor fue sofocante en las calles de Cartagena. De hecho, muchos espectadores improvisaron pequeños parasoles con las chaquetas, los periódicos del día, paraguas o incluso los propios abanicos con los que se daba aire el público. También los procesionistas estuvieron refrescándose durante la procesión.

El cortejo homenajeó al hermano mayor de honor de la cofradía del Resucitado, Ángel Lorente, recientemente fallecido con crespones negros que portaban todas las agrupaciones en su estandarte.

El piquete de Artillería fue el punto final al desfile, llevando a cabo diversas filigranas y mostrando la marcialidad de los Ejércitos sin perder detalle de cuanto acontecía alrededor. De hecho, a su paso por la calle del Parque, la formación saludó con honores al coronel del Regimiento de Artillería Antiaérea 73, José Luis Carbonell, que presenciaba el cortejo.

Un comentario

  1. juan armando ureña

    justas palabras de elogio para una procesion preciosa, como muy bien dicen con espiritu de alegria , tronos presiosos que se lucieron aun mas por el buen dia que hizo,pero injusto articulo, ya que han mencionado a todos los tronos que ese dia salieron a la calle menos uno.-San Juan resucitado.
    soy un portapasos del trono de San Juan Resucitado y leo con tristeza que el trono que llevo a hombros, durante 4 horas aproximadamente por las calles de cartagena sea ignorado, sea ignorado que aunque vamos delante de la Virgen del Amor Hermoso, presentamos nuestro respeto y cariño a la patrona de Cartagena, nuestra virgen de la Caridad, bailando el trono en la puerta de la iglesia,en la serreta,sea tambien ignorado que nosotros tambien subimos a paso legionario la calle del cañon al igual que la Virgen, sea tambien ignorado que delante del trono de San Juan llevamos escolta de la Academia General del Aire,mandada por su jefe en persona, todo esto me lleva a plantearme si es que de verdad no nos vio nadie el pasado domingo,si nadie les ha comentado nada de lo anteriormente expuesto,es muy triste que tanto a penitentes,portapasos,miembros de la cofradia etc que estan preparando,trabajando y esforzandose durante todo un año para que todo salga perfecto y que la gente disfrute con un final de semana santa como merece cartagena, nadie les mencione y ojo ni mucho menos lo hacemos para salir en la foto , como se suele decir,lo hacemos por devocion y cariño a nuestro santo,a la semana santa cartagenera y a cartagena, por tanto les invito a el año que viene vean la procesion y se den cuenta que pasa un trono de un santo llamado San Juan

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*