Destacado
Home > Semana Santa Lorca > Un encuentro lleno de vida, sol y alegría

Un encuentro lleno de vida, sol y alegría

La Procesión del Domingo de Resurrección de Lorca congrega a centenares de personas en la Plaza de España para ver el acercamiento de la Virgen de la Encarnación y Asunción con el Jesús Resucitado

Un artículo de Francisco Gómez

Centenares de personas llegadas desde distintos puntos de la ciudad y su huerta participaron este domingo en la procesión que cerró el ciclo de la Semana Santa lorquina: ‘La Procesión del Resucitado’, como popularmente se le conoce. Todas ellas acudieron hasta el entorno de la Plaza de España para presenciar el encuentro entre las imágenes de la Virgen de la Encarnación y Asunción y Jesús Resucitado.

Los barrios de Santa María y San Juan fueron  testigos de la procesión con la imagen de la Vírgen de la Encarnación. A su regreso a la plaza de España, frente al Ayuntamiento, se produjo el tradicional encuentro con su hijo, Jesús Resucitado.

La procesión partió desde la Colegiata de San Patricio, recorriendo a continuación las calles Álamo, General Eytier, Granero, Fernando El Santo, Alfonso X, Corredera y Álamo de nuevo, hasta llegar al punto de partida. Ha dejado de hacerse por la calle Selgas como era tradicional, debido al mal estado del firme. Una vez de regreso se celebró una solemne misa en San Patricio.

La de este domingo fue una procesión genuina que cerró con broche de alegría y fervor popular el ciclo lorquino de su Semana Santa, cuyo esplendor lo constituyó, un año más, la imagen luminosa de Jesús Resucitado, que desfiló en trono de andas portado por sus archicofrades en medio de una incesante lluvia de pétalos, pólvora y aclamado por vítores llenos de emoción. Las calles del recorrido se inundaron de ‘aleluyas’, una especie de pequeñas estampas de colores con frases alusivas a la fiesta que se celebraba.

Después de una procesión exultante de sencillez y alegría, la imagen de Jesús Resucitado, Alcalde Honorario de Lorca desde el año 2000, regresó a su sede entre el estruendo de las tracas, cohetes y suelta de palomas de la paz.

La imagen del Resucitado data del año 1800 y es una talla del imaginero Roque López. La de la Encarnación o Asunción es de José Jerique y data del año 1942. A la procesión se le conoce también como la del ‘Palero’, apelativo que se concede al titular de la Archicofradía que preside Irene Mondéjar.

Tanto en la procesión como en la posterior misa estuvieron presentes, además del alcalde, Fulgencio Gil, los miembros de la Corporación Municipal, autoridades y presidentes de las seis cofradías que hacen posible la Semana Santa de Lorca, acompañados de su estandarte-guión. Con sus trajes de gala, las bandas de las cofradías antecedían la llegada del ‘Palero’ a cuyo paso repicaban las campanas.

Salve a la Virgen de la Amargura
Los actos de la Semana Santa de Lorca finalizaron anoche con la tradicional Salve a la Virgen de la Amargura, titular del Paso Blanco, que se llevó a cabo en la Capilla del Rosario con una multitudinaria participación de blancos y blancas. Los mayordomos rindieron devoción a la Virgen, agradeciendo su protección y amparo durante la Semana Santa, provistos con los hachones y crucetas con los que habían procesionado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*